Las métricas y el alcance de tus metas de negocio

Hoy todos nuestros negocios se encuentran inmersos en una cantidad de datos de los que a veces no sabemos ni si quiera por dónde comenzar a manejarlos, hace unos 10 años el problema era que no teníamos datos suficientes para poder tomar decisiones estratégicas, pero hoy hay tantos datos que en ocasiones pueden llegar a abrumarnos y en vez de llamarnos a la acción nos llevan en dirección opuesta, puesto que no sabemos que es relevante o no medir. Por eso hoy quiero compartir contigo unos consejos prácticos para que puedas medir lo importante en tu negocio y que los datos se conviertan en la brújula que guie tu negocio hacia el éxito.


¿Qué es una métrica?

Una métrica es cualquier dato que obtienes de tu negocio, el numero de clientes obtenidos en un mes, el nivel de ventas, el número de descargas de tu aplicación, o cualquier clase de información cuantitativa que se obtiene en el desarrollo de tu negocio.

Muchas veces esta información no se limita a cosas que consideramos básicas dentro del negocio como ventas o clientes, y se puede llegar a datos mucho más detallados como el porcentaje de apertura de tus campañas de e mail o el número de personas que reprodujeron tu video en Facebook. Entonces ¿qué es necesario medir?

Crea tus KPI´s (Indicadores clave de gestión)

Con tantos datos que analizar resulta importante que prestes atención a la información que guie hacia adelante tu negocio, esta información no te la puedo dar yo, sin embargo es importante que te tomes unos minutos para analizar qué datos de todos los que tienes son importantes para ti, aspectos como el nivel de ventas, o cualquier tipo de indicador que te permita medir y mejorar esos números y te lleven a una mejora en los atributos clave de tu negocio.

Crea un espacio para analizar

Una vez que tengas tus KPI´s definidos debes desinar un espacio en el tiempo para analizar su desempeño, dependiendo del tipo de métrica que vayas a hacer seguimiento, pueden ser periodos semanales, mensuales o trimestrales. Con los datos recopilados comienza a analizar su desempeño y toma las desciciones que consideres necesarias para tu optimización.

Mantén la vista en el horizonte

Si te encuentras estancado y no sabes qué acciones tomar, recuerda que tu eres el dueño de la brújula y las métricas son la aguja del negocio. Cuando te encuentres en esta situación para y piensa hacia dónde quieres que vaya el negocio, en ese momento y con los datos que ya tienes, podrás tomar decisiones acertadas que labren tu camino al éxito.


 


Are You Ready?