¿Qué separa a un buen vendedor de el resto?



Muchas personas creen que los buenos vendedores nacen, mientras que otros consideran que el vendedor se va formando con cada experiencia, con cada caída y subida a lo largo de su carrera, desde Tiger personalmente nos inclinamos por esta segunda opción, pues aunque hay muchos vendedores que nacen con esas cualidades que los hacen sobre salir de los demás, hay muchos otros que cultivan su camino y labran una carrera a lo largo de años de práctica, por eso hoy quiero compartir contigo esas características que debes conocer para ser un mejor vendedor y separarte del resto.

Es un hecho que los resultados son los que al final hablan por el vendedor, si no hay ventas, si no hay alguien que se encargue de hacer los goles simplemente no hay resultados que puedan afirmar que es un vendedor sobresaliente, además la capacidad de tener relaciones a largo plazo con sus clientes es otro signo positivo de los buenos vendedores, de nada vale tener una venta hoy si vas a tener problemas al momento de volver a realizar la siguiente, por eso la constancia y la capacidad de continuar mintiendo “goles” es una capacidad fundamental de cualquier vendedor exitoso. 

Pero ¿cómo se logra hacer ventas no solo de forma rentable si no estable? esto requiere precisamente que el vendedor se pula en ser un mejor vendedor cada día, y de ahí sobre salen dos características fundamentales.

  1. Un buen vendedor se prepara

Ser un buen vendedor y cerrar ventas no es cuestión de tener suerte, de hecho un buen vendedor prepara el terreno para tener suerte, y de esta forma recopila información sobre la problemática y el entorno de sus clientes, de esta manera está listo para brindar soluciones reales, que “alivien los dolores” de sus clientes.

Para esto resulta fundamental que el vendedor no solo entienda el dolor de su cliente, también debe tener claro el resto del panorama, saber qué están ofreciendo sus competidores y cómo puede brindar una mejor solución para comunicarla de manera efectiva a su posible cliente.


  1. Un buen vendedor tiene pasión

Sin un fuego interno que encienda la pasión no se puede lograr ser un gran vendedor. un buen vendedor siente pasión por su profesión, a su vez, esta pasión le brinda enfoque, que en este caso es primordial para el proceso de venta, puesto que lo mantiene con la mira puesta en el resultado, y evita que se distraiga en pormenores. Con una meta clara es mucho más fácil garantizar el éxito en un proceso de ventas.

Un buen vendedor persiste

En las negociaciones B2B sobre todo esta característica es fundamental, ya que no se trata de ventas que se cierran en cuestión de minutos u horas, estas ventas son de ida y vuelta y requieren que el vendedor busque en cada interacción algún avance hasta la consecución de la venta, un gran vendedor debe buscar persistir en cada interacción y no dejarse abrumar por no lograr la venta en las primeras semanas.

Es importante recordar que las ventas B2B son una maratón más que una carrera de 100 metros, tienen altibajos y diferentes etapas, por eso un buen vendedor se debe preparar para todos los escenarios posibles, debe conocer a su competencia y su entorno y debe usar toda esta información para generar una propuesta que sobresalga de entre las demás para poder así lograr mejores resultados.


Are You Ready?