Tips para crear hábitos y rutinas Parte 1

Tip #1: Desencadenar el Hábito

Ahí es donde está la importancia de los desencadenantes. Un desencadenante es un punto de partida condicionado para ejecutar un hábito completo. Piensa en un hábito al que te cuesta seguir y aplica estos consejos:


# 1 Crear una señal

Una señal puede ser cualquier cosa, siempre que se mantenga consistente con su ritual asociado. Por ejemplo, el sonido de su alarma es un disparador para despertarse. Puede configurar diferentes alarmas para diferentes acciones / comportamientos, o incluso tener una cierta hora del día en que realizas tu acción, como prepararte para el gimnasio a las 4 de la tarde. Elige un momento o un sonido para algo que quiere hacer hoy.



# 2 Comprométete con el ritual

Esto es lo que sigue inmediatamente a la señal y deben ser extremadamente cortos (30-60 segundos como máximo). Creas estos rituales para ayudarte a desencadenar el resto de tu hábito. Por ejemplo, digamos que el reloj marca las 4 PM (tu señal), toma tu bolso del gimnasio y sube al automóvil (tu ritual). A partir de ahí, debe seguir el resto de tu entrenamiento. Habilítate para esto preparándote de antemano. Empaca tu bolso de gimnasio y déjalo junto a la puerta.


# 3 La consistencia es la clave

El desencadenante se desarrolla practicando la señal y el ritual repetidamente. Los desencadenantes pueden ser muy útiles si tienes dificultades para apegarte a un hábito porque te acondiciona a esperar una acción después de recibir la señal. Muy pronto, ni siquiera tendrás que pensar en ir al gimnasio, porque tan pronto como lleguen las 4PM, ya estarás en camino.


TIP#2: ¿Cómo hacer que los hábitos sean divertidos?

Simple: hazlo divertido.
Convierte ese hábito en algo que esperas con ansias.
Aquí hay algunos trucos sobre cómo darles vida a tus hábitos y mantenerte comprometido:

# 1 Comprométete a un desafío

La belleza de esto es que te estás entregando a un guión, las reglas ya están escritas, solo haces lo que te dicen que hagas. Si quieres tener mejores hábitos este año, encuentra un desafío en el que puedas participar.

# 2 Hazlo interesante

Convertir cualquier cosa en una competencia puede hacerlo infinitamente más interesante. Convierte tu hábito en una apuesta con tus amigos.

# 3 Hazlo sobre tu identidad

Ciertos hábitos y compromisos pueden ser fundamentales para tu identidad. Haz de ese hábito un estilo de vida que sea integral para ti como persona. Esto te ayuda a consolidarlo y también a entender quién eres como persona. Mira los hábitos que estás tratando de formar en este momento y ve cómo se relacionan contigo como persona. Si puedes encontrar ese terreno, puedes implementar el hábito en tu filosofía de vida, no solo en tu día.


TIP #3: Cómo desarrollar mejores hábitos

Todos queremos ser mejores personas, y la clave para hacerlo es comenzar con buenos hábitos.

Así es cómo:

# 1 Comienza pequeño

Divide tu gran objetivo en un hábito más pequeño. Pequeños hábitos que hacen una gran diferencia en tu vida. Si bien son pequeños, pueden sumar mucho. No digas que quieres leer más. En cambio, comienza leyendo una página al día. Más pequeño es más fácil, y más fácil es la clave para comenzar. Piensa en algo que hayas querido hacer y desglósalo en su componente más pequeño. Probablemente puedas hacerlo ahora mismo. Comienza por ahí.

# 2 Crear un recordatorio físico

Consigue un tótem físico. Esto puede hacer que el hábito o el estándar que estás tratando de mantener en algo más que una idea. Cuando es algo físico que puedes tocar, te pone a tierra. Encuentra algo pequeño y asígnale valor. Incluso puedes comprarte algo, solo asegúrate de saber para qué sirve para que cada vez que lo toques, pienses en el hábito que estás tratando de desarrollar.

# 3 Desglosa tus suministros y herramientas

Si el hábito que estás tratando de desarrollar es físico, coloca tus suministros y/o herramientas en algún lugar donde tengas que enfrentarlos. Si deseas omitir el hábito, debes recogerlos y dejarlos de lado. Es menos probable que zafes fácil si es vergonzosamente simple hacer la tarea que deseas hacer. Para hacer esto, puedes colocar por ejemplo revistas y periódicos en tu escritorio de trabajo o sacar ropa del gimnasio al lado de tu cama.

# 4 Nuevos hábitos a cuestas de viejos hábitos

Todos tenemos hábitos que queremos hacer, pero puede ser difícil implementarlos en nuestros días. Algo que puedes hacer para solucionar esto es combinar tu nuevo hábito con un viejo hábito que ya haces todos los días. Por ejemplo, si deseas ayudar al medio ambiente y ya te gusta caminar, simplemente comienza a recoger la basura a medida que haces tú caminata.


Are You Ready?