Tips para crear hábitos y rutinas Parte 2



TIP #4: Un escritorio limpio equivale a una mente productiva

4 consejos para ordenar tu espacio de trabajo:

# 1 Enfoque en la funcionalidad
El desorden crea estímulos, lo cual es malo para mantenerse enfocado. Debes ejercer energía para navegar por tu espacio y, aunque es divertido tener un espacio bien decorado, debes mantenerlo minimalista cuando se trata de tu escritorio. Solo guarda los artículos que usas todo el tiempo, como bolígrafos y cuadernos. Esto elimina las distracciones.

# 2 Organízate según tu estilo de trabajo
Por ejemplo, si tienes un trabajo basado en tareas, puedes organizarte según las tareas de tu trabajo, pero si está basado en el cliente / proyecto, puedes mantener archivos separados.


# 3 tener múltiples pantallas (Mi Preferido)
Tener un escritorio limpio también se aplica a su escritorio virtual. Tener dos monitores te permite tener múltiples aplicaciones en ejecución. Esto te brinda más espacio mental, ya que puedes ver todo lo que necesitas trabajar, en lugar de cambiar constantemente entre aplicaciones.

# 4 Adopta un hábito "Desktop Zero"
El desorden no siempre es malo, pero definitivamente puede distraerte. Acostúmbrate a limpiar todo lo que no necesites al final de un proyecto. De esta manera, puedes ser desordenado mientras trabajas, pero aún puedes garantizar un escritorio limpio (y una pizarra limpia) al final.

TIP #5: ¿Cómo encontrar el éxito practicando el “arrastre” de hábitos?

La "tendencia de arrastrar el estilo de vida" es nuestra tendencia a comprar cosas más grandes, mejores y más bonitas a medida que aumentan nuestros ingresos.

Tu estilo de vida normal se arrastrará lentamente y los bienes que alguna vez fueron vistos como un lujo se convertirán gradualmente en una necesidad. Lo que una vez estuvo fuera de tu alcance se convertirá en tu nueva normalidad.

El desplazamiento del estilo de vida describe una forma muy confiable de que el comportamiento humano cambia a largo plazo.

¿Qué pasa si adaptamos este concepto al resto de los aspectos de nuestras vidas?
¿Qué pasaría si confiemos en que esas metas, como agregar más músculo o ganar más dinero u obtener mejores calificaciones, serían como un efecto secundario natural de mejorar nuestras rutinas normales?

Esta idea de ajustar ligeramente tus hábitos hasta que los comportamientos y los resultados que alguna vez estuvieron fuera de tu alcance se convirtieran en tu nueva normalidad es un concepto que James Clear llama "arrastre de hábitos".


Aquí se explica cómo practicar "Habit Creep":

# 1 Aumenta tu rendimiento un poco cada día
Agrega una cantidad muy pequeña a tu comportamiento estándar. Si tu día estándar requiere que camines 8,000 pasos, ajústalo a 8,100. Puedes aplicar esta lógica a casi cualquier área de la vida.

# 2 Cambia tu entorno para eliminar pequeñas distracciones y barreras
Todo tipo de cosas que hacemos cada día son una respuesta al entorno en el que vivimos. Comemos galletas porque están en el mostrador. Levantamos nuestros teléfonos porque alguien nos envía un mensaje de texto. Si cambias tu entorno de maneras pequeñas (esconde las galletas en la despensa, deja el teléfono en otra habitación mientras trabajas), tus acciones también cambiarán.

Imagínate si hicieras un cambio positivo en el entorno cada semana. ¿A dónde se arrastraría tu vida para fin de año?


TIP #6: Cómo racionalizar tu vida (tiempo de espera)

La vida tiene muchos momentos intermedios, donde te encuentras esperando en la cola o viajando al trabajo. En lugar de pasar este tiempo desplazándose por las redes sociales o mirando al espacio, puedes dedicarlo a tener un día más productivo.

# 1 Ten los podcasts listos para usar
Siempre descarga un conjunto de podcasts para cuando estés en movimiento para que no tengas problemas de conectividad en el tren o autobús.

# 2 Ten artículos alineados
Si eres más lector, cambia los podcasts por artículos. Utiliza una aplicación para poder guardar los artículos que te interesen. Esto reduce el tiempo de búsqueda y te permite comenzar a leer de una.

# 3 Haz las pequeñas cosas
Mantén una lista de tareas de 1 minuto que puedes completar, como hacer reservas o cancelar suscripciones. Esto puede incluir responder a mensajes o correos electrónicos.

# 4 Prepárate para las tareas
Pasa este tiempo revisando mentalmente una presentación que tienes que dar o revisando notas. Úsalo para pensar en las cosas que necesitas hacer y cómo las vas a hacer.



Are You Ready?