Vence la procastinación #2

 

El error tiene que ver con la diferencia entre estar en movimiento y tomar medidas. Suenan similares, pero no son lo mismo.

La moción te hace sentir que estás haciendo las cosas. Pero realmente, solo te estás preparando para hacer algo.


Cuando estás en movimiento, estás planeando, creando estrategias y aprendiendo. Todas esas son cosas buenas, pero no producen un resultado. La acción, por otro lado, es el tipo de comportamiento que generará un resultado.

Cuando la preparación se convierte en una forma de dilación, necesitas cambiar algo. No quieres simplemente estar planeando. Quieres ser práctico.

Entonces, ¿cómo tomas acción?


Aquí hay dos estrategias que funcionan para mí:


# 1 Establece un horario para tus acciones

No necesitas planificar tu ejercicio de entrenamiento en el gimnasio. Solo ve. Establece un horario y define los días en los que va a hacer ejercicio. Tener un horario es clave para lograr tus objetivos y progresar.

# 2 Elige una fecha para cambiarte de movimiento a acción

Algunas cosas requieren que estés en movimiento, como lanzar un libro u otro proyecto a largo plazo. Hay mucha planificación en eso. Todavía es importante tener un plazo estricto de entrega o fin para que no te quedes estancado. Elije una fecha para que puedas tomar acción.

Are You Ready?